El proyecto se define como una vivienda estudio para un fotógrafo en la sierra madrileña, un entorno propicio para el sosiego dominado por vegetación y naturaleza. Dos fueron los condicionantes a partir de los cuales fuimos desarrollando el proyecto:  el estudio fotográfico como zona de trabajo para el cliente, donde pasaría gran parte de su tiempo; y la relación de la vivienda con el entorno natural.