El Poblado de Anguix era una finca extensa, inviable económicamente debido a su estado de abandono, y que se ha rehabilitado siguiendo criterios de sostenibilidad. Sus propietarios, querían transformarla para reconvertirla en un centro de ocio rural, a la vez que albergase una colección de innumerables objetos antiguos.

 

otto-medem-poblado-anguix

 

Estos han sido los condicionantes de las actuaciones que se llevaron a cabo y el resultado ha sido espectacular, pues es una mezcla de arquitectura, escultura, arte, y diseño.

Un poblado que aúna tradición y vanguardia, integrándose con la arquitectura popular de la zona. Dedicándose a ocio, cultura y explotación cinegética.